NOTICIAS

NUEVO PROYECTO DE ALO CREATIVO · INTERIORISMO MID-CENTURY

Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en twitter

Alejandro López (Col. nº 0213), del estudio Alo Creativo presenta el proyecto de interiorismo residencial. Para este proyecto el estudio partió de una construcción del año 1900 propia de zonas de huerta y labradores, realizada con materiales pobres típicos de principios del siglo pasado: techos de cañizo, particiones de mampostería, y un corral o gallinero reservado a los animales de trabajo. Una vivienda familiar propia de minifundios, ubicada en Castellón.

De planta rectangular, con apenas 4 metros de fachada pero 25 metros de profundidad y distribuida en dos plantas, la remodelación completa de esta vivienda planteaba diferentes retos.

Por un lado, la zonificación y distribución de las estancias debía adaptarse a las necesidades de hoy en día. Esto entraba en conflicto con la zonificación heredada de la vivienda original, donde los espacios eran estrechos, oscuros y angostos. Para darle solución y conseguir áreas más diáfanas, se propuso el derribo total de las particiones interiores, dando lugar a una distribución completamente nueva y que respondía a todas las necesidades del proyecto.

Por otro lado, la optimización de la luz natural era fundamental para acabar con esta percepción de ‘casa tubo’ con dos únicas fuentes de luz solar, la fachada delantera y la trasera.
Con espacios diáfanos, limitando los paramentos verticales a lo imprescindible, particiones de vidrio y apoyándonos de una decoración neutra con colores vivos y materiales neutros, Alo Creativo consiguió que el edificio oscuro que visitaron la primera vez se transformase en una vivienda práctica, luminosa, acogedora y con un carácter Mid-Century que define al máximo el estilo de la propietaria.

LA ESENCIA ESTÁ EN LOS DETALLES

Retro, años 50, vintage, Mid-Century… Estos fueron algunos términos que surgieron durante los briefings creativos y en torno a los cuales debía surgir la decoración y materialidad de esta reforma.

El resultado: un potente vínculo entre la madera y los colores vivos, pasión por la geometría y una ligera influencia industrial propia de mediados del siglo XX.

Muebles bajos, terminaciones curvas, arcos y detalles dorados hacen que el estilo final de la vivienda pase desde las líneas puras, hasta las formas orgánicas aplicando ese toque de vanguardismo moderno que busca una estética artística y funcional.

Fotos: Ana Ferrero Fotografía